Datos técnicos del recorrido

 

  • Punto inicial: Ciudad de Mendoza, Argentina.
  • Punto final: Ciudad de Valparaíso, Chile.
  • Total de kilómetros: 433,3 km.
  • Desnivel positivo: 6318 m.
  • Punto máximo sobre el nivel del mar: 3857 m.s.n.m.
  • Fecha de inicio: 19 de Marzo de 2016
  • Fecha final: 25 de Marzo de 2016
  • Cantidad de días: 6

 

El percurso hecho

 

Cruzar la cordillera en bicicleta se convirtió en desafío desde el momento en que decidimos participar del V Foro Mundial de la Bicicleta. Para eso deberíamos comenzar el viaje en Córdoba y terminarlo en Santiago de Chile en poco menos de un mes. Sabíamos que cruzar la cordillera sería la parte más difícil de todo el recorrido pero nos entusiasmó mucho ver relatos de decenas de otros viajeros que ya habían hecho este camino. Ahí dijimos: DEFINITIVAMENTE ES POSIBLE!

Para comenzar hay dos posibles caminos al salir de Mendoza para llegar a Uspallata:

  1. Por la Ruta Provincial 52 que pasa por la localidad de Villavicencio (Famosa por una marca de agua mineral que se vende en Argentina).
  2. Por la  Ruta Nacional 40 hasta Luján y luego hasta Uspallata por la Ruta Nacional 7 pasando por el Embalse de Potrerillos.

Elegimos la opción 2 porque queríamos conocer Potrerillos y sus alrededores. Por lo que el percurso total fue:

 

►►► Mendoza ► Lujan ► Potrerillos ► Uspallata ► Penitentes ► Puente del Inca ► Las Cuevas ► Límite fronterizo (Argentina – Chile) ► Los Espinos ► Los Andes ► Lo Ocoa ► La Calera ► Quillota ► Quilpué ► Valparaíso ►►►

 

 

Un dato súper importante al realizar este tipo de travesías es cuántos “Metros de Elevación tendremos que soportar durante el recorrido”. Una herramienta muy buena y completa que usamos es la aplicación STRAVA, que nos permite planificar rutas, ver los niveles de elevación, además de poder llevar todo eso en el celular.

 

Observe mejor el camino y el perfil de elevación en el siguiente link de la aplicación STRAVA

 

Saliendo de Mendoza

 

Salimos desde el centro de Mendoza a las 9:00 hs. del 19/03/2016 pasando por la ciudad de Godoy Cruz en dirección hacia la Ruta Nacional 40. Pasamos algunos nervios hasta que salimos definitivamente del área urbana. Ocurrió que habíamos escuchado mucho sobre robos a ciclistas en las afueras de Mendoza (y hasta el día de hoy nos siguen llegando noticias). Almorzamos en un restaurante al lado de la ruta y continuamos hasta tomar la RN 7 y empezar a subir hacia Potrerillos.

 

 

La elevación desde Mendoza (800 m.s.n.m.) es relativamente leve hasta Potrerillos (1560 m.s.n.m.) en un trecho de alrededor de 65 km. El tránsito de camiones es un poco peligroso, siempre que venían vehículos de los dos lados (sean autos o camiones) bajábamos de la ruta y esperábamos a que pasen. Vale aclarar: La RN 7 es la mayor conexión terrestre entre Argentina y Chile, por lo que el tránsito de vehículos (especialmente camiones) es constante.

 

Imagen: José en nuestro cicloviaje por la Cordillera de los Andes

José en nuestro cicloviaje por la Cordillera de los Andes

 

El comienzo de la Cordillera: Llegando a Potrerillos

 

Alrededor de las 18 hs. llegamos al Lago Potrerillos. Si bien todavía nos faltaban unos kilómetros para llegar al poblado paramos a disfrutar de la vista y a sacar unas fotos. El lago ha sido puesto en valor recientemente con obras de caminos costeros y miradores. Realmente las vistas son para disfrutar con calma.

 

Imagen: Disfrutando de la vista del Lago Potrerillo en el atardecer

Disfrutando de la vista del Lago Potrerillo en el atardecer

 
Al llegar al poblado comenzamos a preguntar donde era posible pasar la noche ya que pretendíamos no gastar dinero en hospedaje. Preguntamos en varios lugares: escuelas, centros comunitarios hasta llegar a la policía. Allí nos cedieron un bus abandonado que custodiaban en el patio trasero para que podamos pasar la noche. Pasamos una noche al estilo de “Into the Wild”.
 
Imagen: En Potrerillos pudimos pasar la noche en un bus custodiado por la policía local

 

De Potrerillos a Uspallata

 

Al siguiente día pedaleamos 55 km. hasta la ciudad de Uspallata (1900 m.s.n.m.). El camino continúa con una elevación razonable, que poco a poco va llevándonos unos metros más arriba. El tránsito continúa siendo una cuestión que merece mucho respeto por estos lados ya que como dijimos el paso de camiones es permanente.

 

 

El esfuerzo “extra” del día se lo dimos a los famosos “túneles” de la RN7. A lo largo de todo el trayecto hay una decena de túneles en los que debimos utilizar luces tanto fronteras como traseras y también atravesarlos a “máxima velocidad”. En un recorrido con Google Maps por este trayecto los túneles pueden ser observados con facilidad.

 

Imagen: Antiguo túnel desactivado entre Uspallata y Polvaredas

Antiguo túnel desactivado entre Uspallata y Polvaredas

 

Durante el trayecto atravesamos dos grandes puentes. Al cruzar el segundo, que pasa por encima del Río Mendoza, notaremos a la izquierda una área predominantemente verde. Esto nos indica que estamos en el valle donde se localiza la ciudad de Uspallata y en 9 kilómetros más estaremos llegando.

Dado que llevábamos dos días cuesta arriba y era nuestra primera experiencia escalando la cordillera en bicicleta decidimos parar por dos días en la bella ciudad de Uspallata. Allí pudimos conocer los alrededores y descansar para los últimos tramos de subida. Si bien era marzo y en la montaña ya empieza a hacer un poco de frío, decidimos parar a dormir en el Camping Municipal de la ciudad.

 

Imagen: Contemplando la Cordillera desde el Valle de Uspallata

Contemplando la Cordillera desde el Valle de Uspallata

 

De Uspallata a Penitentes

 

Luego de nuestro descanso en Uspallata (1900 m.s.n.m.) continuamos nuestro cicloviaje hacia la próxima parada: la localidad de Los Penitentes (2450 m.s.n.m.). En este trecho la elevación comienza a sentirse un poco más, aunque con mucha subida y bajada, lo que lo vuelve más ameno.

 

 

Si bien el paso de camiones es constante también es cierto que la grande mayoría de los conductores tienen mucho respeto. Lo más complicado desde nuestro punto de vista suelen ser algunos choferes de buses que no bajan la velocidad. Para extremar la prevención, continuamos pedaleando con nuestra práctica de bajar de la ruta cada vez que un camión venía atrás de nosotros.

Si hubiéramos querido parar antes de Los Penitentes otras opciones para pasar la noche podrían haber sido: Polvaredas (asentamiento militar) o Punta de Vacas (asentamiento militar, parador de camiones, refugios de montaña). En nuestro caso nos esforzamos para llegar a Los Penitentes y estar mas cerca de la frontera para cruzar hacia Chile al día siguiente.

 

Imagen: Admirando el Parque Provincial Aconcagua en la Provincia de Mendoza

Admirando el Parque Provincial Aconcagua en la Provincia de Mendoza


 
Antes de caer la tarde llegamos a Los Penitentes donde tomamos un café en un restaurante del paraje y buscamos lugar para dormir. Intentamos hacer campamento libre pero debido a las bajas temperaturas de la noche decidimos parar en el Refugio de Montaña Mundo Perdido. De todos los hostales y refugios que había en aquel momento este nos pareció el más adecuado, contaremos la historia del lugar y sus dueños en otro post.
Imagen: Refugio de montaña Mundo Perdido, Los Penitentes. Sus dueños lo construyeron a partir de ruinas del antiguo ferrocarril.

 

En el ápice de la Cordillera: De Penitentes a la frontera Argentina-Chile

 

Finalmente llegó nuestro último día de subida de la Cordillera de Los Andes del lado argentino. Debemos confesar que al estar a unos escasos 28 km. de la frontera pensamos que la subida sería relativamente tranquila y luego caeríamos del lado chile sin tanto esfuerzo. La realidad fue bien diferente.

 

 

En estos últimos 28 km. de Penitentes (2450 m.s.n.m.) hasta Las Cuevas (3200 m.s.n.m.) paramos a conocer Puente del Inca y el Parque Provincial Aconcágua. Además de atrasarnos con eso en los últimos 10 km. antes de Las Cuevas tuvimos un viento en contra que nos hizo ir caminando. Llegamos a Las Cuevas, donde se encuentra el túnel fronterizo alrededor de las 15 hs.

 

Imagen: En el Parque Provincial Aconcagua al pie del Cerro Aconcagua

En el Parque Provincial Aconcagua al pie del Cerro Aconcagua

 

Luego de almorzar una comida rápida conseguimos hacer que un camión de la concesionaria del túnel nos cruzara con las bicicletas, ya que atravesar el túnel en bicicleta es estrictamente prohibido. Una vez llegados al lado chileno tuvimos nuestro momento de sacar fotos y de admirar la altura en la que estábamos. De este lado uno realmente puede contemplar todo lo que subió (y también da un poco de miedo pensar que bajaríamos todo eso). Pudimos sellar rápidamente nuestros pasaportes y comenzamos a bajar!

 

Imagen: Justo después de sellar nuestros pasaportes, a punto de largarnos por el lado chileno de la Cordillera

Justo después de sellar nuestros pasaportes, a punto de largarnos por el lado chileno de la Cordillera

 

Cordillera cuesta abajo: Tirarse por los Caracoles

 

Comenzar a bajar es muy emocionante, principalmente porque uno sabe que por varios kilómetros no deberá subir, y sencillamente “descansará”. De todas maneras hay algunas cosas a las que les debimos prestar especial atención:

  • Antes de comenzar a bajar controlamos que nuestros frenos estuvieran en orden y si era necesario realizar algún ajuste. No queríamos terminar estampados en alguna ladera de montaña.
  • El frío se siente más producto del viento y de la fricción que este tiene en el cuerpo, por lo que debimos abrigarnos bien.
  • En general la ruta está en buenas condiciones, pero la velocidad de los vehículos en la bajada suele ser bastante alta, por lo que es necesario continuar los cuidados y bajar de la ruta al ver que hay vehículos de ambos lados.
  • A DISFRUTAR!

 

 
Comenzamos la bajada a las 17 hs. por lo que sabíamos que tendríamos que parar en algún lugar en el medio de la nada y acampar. Así fue como luego de pasar los famosos “Caracoles” y una larga bajada de unos 45 km. debimos parar.

 

Imagen: Justo antes de comenzar a bajar por los famosos "Caracoles" del lado chileno

Justo antes de comenzar a bajar por los famosos “Caracoles” del lado chileno

 

A la altura de la comuna de Los Espinos (1157 m.s.n.m.) pudimos acampar al costado del río en un lugar especialmente preparado por los vecinos de la zona para acampar. Recordemos que “Río” y “Alta Montaña” suelen ser combinaciones poco recomendables por lo que siempre en estos casos nos guiamos de recomendaciones de lugareños.

 

Imagen: Acampando al lado del Río Aconcagua en la comuna de Los Espinos, en la Cordillera del lado chileno

Acampando al lado del Río Aconcagua en la comuna de Los Espinos, en la Cordillera del lado chileno

 

Bajar la Cordillera hasta el Pacífico: Pedalear hasta Valparaíso

 

Como hemos comentado en otros textos, nuestro objetivo de llegar hasta Santiago de Chile era participar del 5to. Foro Mundial de la Bicicleta. Al contar con unos días extras antes de comenzar el Foro decidimos ir hasta Valparaíso para que José pudiera conocer la ciudad y también el Océano Pacífico. Para llegar hasta allí pedaleamos por toda la Ruta 60 de Chile de la siguiente manera:

  1. El primer día: Desde Los Espinos (1157 m.s.n.m.) pasando por las ciudades de Los Andes, San Felipe e hicimos noche en la comuna de Lo Ocoa (300 m.s.n.m.). Total de km: 80. (ATENCION: Recomendamos no parar en la comuna de Lo Ocoa)
  2. El segundo y último día pedaleamos desde Lo Ocoa pasando por La Calera, Quillota, Quilpué y finalmente llegamos a la ciudad de Valparaíso (50 m.s.n.m.). Total de km: 80.

 

 

Allí decidimos hospedarnos en el Morro Alegre, por lo que debimos andar por toda la costa de la ciudad hasta el Morro. Debimos andar con especial cuidado por la Av. Errázuriz que bordea el mar porque los autos no tienen mucho cuidado con los ciclistas. Preferimos pedalear en muchos momentos por las veredas.

 

Imagen: Llegamos al Morro Alegre en Valparaíso, donde pasamos las Pascuas!

Llegamos al Morro Alegre en Valparaíso, donde pasamos las Pascuas!

 

Finalmente aprovechamos para pasar el fin de semana de Semana Santa de 2016 en el Morro Alegre de Valparaíso en el simpático Hostel Voyage que encontramos por medio de Booking.com.

 

Conclusiones

 

Sin lugar a dudas este camino fue uno de los más extremos que hemos hecho. El desafío mayor, a nuestro modo de ver, no es el desnivel, es el tráfico permanente de camiones y autos. Como hemos dicho a lo largo del texto es necesario tomar recaudos en todo el recorrido. Existe otro tipo de riesgo al bajar del lado chileno debido a la velocidad que toma la bicicleta por el envión que da el desnivel. Es necesario controlar muy bien el equipo antes de largarse.

Si bien hemos podido disfrutar mucho de cada etapa del camino nos hubiera gustado hacer más paradas y hacer todo el recorrido en una mayor cantidad de días. Creemos que en el doble de tiempo se puede realizar con más calma, parando en lugares muy interesantes que es lo que no falta a lo largo de todo el camino.

En cuanto al lado chileno, sería mejor explorar un poco más las opciones para pernoctar ya que en esta región no suele ser tan fácil conseguir hospedaje. Son escasos los usuarios de WarmShowers, Couchsurfing, y el libre acampamento acaba siendo un poco peligroso. Sobre los hoteles y albergues tampoco son tan fáciles de encontrar.

 

El resto es disfrutar de cada pedaleada y de cada vista maravillosa que ofrece la naturaleza! 

 

Imagen: Vista del Cerro Aconcagua en Mendoza

Vista del Cerro Aconcagua en Mendoza

 

image sources

  • Cordillera de los Andes en Bicicleta: admin