Segunda etapa de nuestro cicloviaje!

 

Luego de descansar un mes en Córdoba (Argentina), decidimos pedalear hacia Chile rumbo al 5to Foro Mundial de la Bicicleta. El evento se realizó en Santiago de Chile durante los primeros días de Abril de 2016. El FMB nació en 25 de febrero de 2011, enseguida después de ocurrir un gran atropellamiento de ciclistas en una masa crítica en Porto Alegre. Como modo de protesta y de llamar la atención de la sociedad, fue que se organizó el Primer Foro Mundial de la Bicicleta.

Nos entusiasmó mucho también el desafío de cruzar los Andes entre Argentina y Chile en bicicleta. Y por supuesto sería una linda oportunidad para conocer nuevas personas y lugares.

 

 

Un buen día para volver a la Ruta

 

Salimos durante el otoño y sabíamos que podríamos agarrar un buen frío en medio del viaje, por lo que nos preparamos bien para eso. Comenzamos el viaje en el 4 de marzo y el FMB5 comenzaría el 31 del mismo mes, por lo que tendríamos 27 días para llegar.

Era un viernes, dejamos la ciudad de Córdoba por la ruta 36 con la intención de pedalear unos 100 km en el primer día. Sin embargo, la fatiga y el encanto de la pueblo de San Agustín, que se encuentra a 70 km de Córdoba, nos convenció a detenernos por ahí mismo.

 

Camping en San Agustín

 

Encontramos un camping municipal cerrado por ser fuera de temporada. Estuvimos sin energía eléctrica y sin baño, pero acampamos al lado de unos asadores en un área abierta del camping. Al lado había un lindo río que nos proveyó un refrescante baño.

Nos quedamos tan encantados con el lugar que decidimos permanecer también durante el sábado e invitar a la familia de Lucho a que pasen el día con nosotros. Así fue como pasamos el día siguiente con Diana (mamá de Lucho) que nos honró con un rico asado.

 

Imagen: Primer campamento del cicloviaje en San Agustín - Cordoba, Argentina

Primer campamento del cicloviaje en San Agustín – Cordoba, Argentina

 

Nuestro paso por Elena (Córdoba)

 

El domingo nos despertamos temprano y partimos continuando nuestro cicloviaje por la ruta 36. Pedaleamos otros 80 km hasta llegar a la pequeña ciudad de Elena.

Hasta entonces, pedalear por esta ruta fue tranquilo, a pesar de no contar con banquina. Esta ruta no tenía mucho tránsito de camiones y un buen tramo estaba en obras, lo que mantuvo a los autos en baja velocidad y a nosotros más seguros. El camino era en el su mayor parte plano, a veces había unas subidas leves y un paisaje monótono de campos con soja y maíz.

Si bien el pueblo era pequeño nos demoramos un buen tiempo para encontrar un lugar para pasar la noche. Hasta que llegamos a un parque con algo de basura dispersa y que quedaba detrás de la ruta y de algunas casas de artesanos. Nos detuvimos en una de estas casas y preguntamos si podíamos armar la carpa allí y nos respondieron que sí. Era una familia “gitana” que también nos ofreció agua para beber y agua caliente para el mate.

Por suerte había en las proximidades una estación de servicio con baños y ducha gratuita. Si bien no estaba tan limpio, pudimos tomar una ducha rápida.

 

 

Aprovechamos que todavía era temprano y empezamos a recoger la suciedad del parque. Ya que íbamos a disfrutar del lugar, porque no contribuir con él?

 

Imagen: Limpiando el parque que pasamos la noite.

Limpiando el parque que pasamos la noite.

 

Pedalear con buenos vientos

 

Al día siguiente nos despertamos temprano (creo que fue la única vez que nos levantamos a las 5 de la mañana). Empezamos el pedaleo con un hermoso día y viento a favor. Esto nos ayudó mucho para hacer 70 km y llegar a Río Cuarto (ciudad de origen del Lucho), antes del mediodía. Nos quedamos tres días en la casa de la Tata, amiga de la madre de Lucho.

 

 

Imagen: Casa de la Tata, amiga que nos hospedó en Río Cuarto - Córdoba, Argentina

Casa de la Tata, amiga que nos hospedó en Río Cuarto – Córdoba, Argentina

 

Al salir de Río Cuarto y pedaleamos 70 km por la carretera RP30 para llegar a la localidad de Achiras. En este trecho, el paisaje salvaje finalmente comenzó a aparecer, haciendo el viaje más agradable.

La carretera no tenía banquina a lo largo de todo el recorrido, pero no había mucho tráfico. Esto también hizo nuestro viaje más tranquilo.

 

 

Justo en la entrada de la ciudad, vimos un cartel indicando al Camping Municipal. No pensamos dos veces y fuimos en busca de él. Este camping tampoco estaba activo, pero el baño se encontraba abierto. Ahí también había un hermoso paisaje y un entorno encantador, pero esta vez no conseguimos tomar baño en el río porque el frío de otoño empezó a dar las primeras señales.

Teníamos intención de salir al día siguiente, pero vino una fuerte lluvia que nos hizo quedarnos un día más en Achiras.

 

Imagen: Camping Municipal de Achiras - Cordoba, Argentina

Camping Municipal de Achiras – Cordoba, Argentina

 

Llegamos en Provincia de San Luis

 

Nos despertamos con un hermoso día y seguimos el viaje. Luego de cruzar el límite interprovincial entre Córdoba y San Luis, llegamos a la provincia de San Luis. Unos kilómetros después entramos en la ruta RP10. Esta camino pasa a través de un volcán que no está activo y tiene un hermoso paisaje. La carretera es pequeña pero bien cuidada y tiene poco tráfico.

Luego entramos en la ruta 20 que es una autopista y cuenta con banquina asfaltada. En algunas partes también hay señales de respeto al ciclista.

 

Imagen: Ruta con Paisaje del Volcán El Morro que está inactivo en San Luis-AR

Ruta con Paisaje del Volcán El Morro que está inactivo en San Luis-AR

 

 

Este día pedaleamos 95 km y llegamos a la ciudad de Saladillo. Allí encontramos otro camping municipal junto a un conjunto polideportivo que por desgracia estaba medio abandonado. Colocamos nuestra carpa en el reparo de un tinglado con asadores porque hacía frío. El baño no tenía agua caliente, pero como llevábamos dos días sin bañarnos no quedó otra alternativa que tomar un baño frío.

 

Ruta movimentada y sin banquina asfaltada

 

Al día siguiente llegamos a San Luis (Capital) por la carretera 20, donde habíamos planeado para pasar la noche. Sin embargo todavía eran poco menos de las 15 hs. y decidimos adelantar otros 20 km por la RN7 hasta la pequeña ciudad de Balde.

Por ser un lugar un poco más turístico con un club de agua termal, el camping municipal era bien activo y era bien económico. Cobraba algo así como 10 pesos por persona.

 

Imagen: Señalización en la Ruta 20 en San Luis, Argentina

Señalización en la Ruta 20 en San Luis, Argentina

 

La Ruta Nacional 7 es mayor y tiene un tráfico de camiones constante. Además conecta varias provincias de Argentina y también a Argentina con Chile.

Desde la ciudad de San Luis hasta la frontera con la provincia de Mendoza, no hay banquina asfaltada, lo que hace que este tramo sea más tenso y peligroso. Se puede pedalear por la ruta por unos momentos, pero siempre hay que tener cuidado con los camiones. Cuando eran muchos y al mismo tiempo, nosotros optamos por salir de la ruta y esperábamos que pasen.

 

 

Mendoza y la primera vista de la Cordillera

 

Al día siguiente, fueron de 90 km para llegar a la ciudad de La Paz, ubicada en la provincia de Mendoza. El camping municipal también estaba abierto y costaba alrededor de $ 15 AR por persona.

Sólo nos quedamos por una noche porque no sabíamos cuán difícil sería cruzar la Cordillera. Preferimos reservar días para descansar en la ciudad de Mendoza y también para el propio cruce de la Cordillera.

 

 

Después de pedalear 3 días seguidos el agotamiento se hizo notar. Aún así, adelantamos más 55 km con un ritmo más tranquilo para llegar a Las Catitas. Allí encontramos una cancha de polo que parecía ser nueva, pero estaba localizada en un campo abierto con pocos árboles y ninguna cerca. Tenía un quincho con una parrilla que aprovecharíamos para cocinar. Nos detuvimos allí y empezamos a preguntar por las casas alrededor a ver si era posible que pudiéramos pasar la noche en el sitio con nuestra carpa.

 

 

Luego de 15 minutos de elongamiento una señora se presentó y nos dijo que era responsable del lugar, y que allí pertenecía a la municipalidad. Ella nos hizo algunas preguntas y dijo que no tendría problemas en que pasaramos la noche. También nos contó que una pareja de cicloturistas franceses había pasado la noche por allí hace unas pocas semanas. Inclusive nos abrió el baño tomar una ducha. Desde este lugar ya era posible ver la cordillera, lo que nos daba las primeras mariposas en el estómago.

 

Imagen: Paisaje con la vista para la Cordillera de los Andes

Paisaje con la vista para la Cordillera de los Andes

 

Pedaleamos un poco más de 50 km desde Las Catitas, y aún por la RN 7 llegamos a la ciudad de San Martín. Ahí una pareja que contactamos por CouchSurfing (Charly y Fer) nos hospedó y pudimos descansar por dos noches.

Al siguiente día comenzamos nuestro último trecho antes de llegar a la ciudad de Mendoza pero el camino empezó a ser más movimentado y sin banquina asfaltada.

 

Siempre tengan un plan B en su ruta

 

Al salir de San Martín pedaleamos unos 5 km pero nos resultó imposible continuar ya que había muchos camiones en alta velocidad. Buscamos alternativas y encontramos la ruta 50, que es paralela a la RN7. Esta carretera es también bastante movimentada pero la velocidad de los vehículos es menor y tiene bien menos camiones.

 

 

Imagen: Personas que nos hospedo en San Martín, Mendoza, Argentina

Personas que nos hospedo en San Martín, Mendoza, Argentina

 

Pedaleamos por unos 50 km más para llegar a la ciudad de Mendoza. Nos quedamos en un albergue municipal que el equipo del FMB5 consiguió para los cicloviajeiros que viajaban hacia el foro. Nos quedamos tres días para visitar la ciudad, descansar las piernas y limpiar las bicicletas.

 

 

En el siguiente post vamos a contar sobre nuestro cruce de la cordillera!!!

image sources

  • Pedalamundos Córdoba Mendoza: José Carlos Gomes Mareco