Hola a todos! Como están?

Hemos estado un poco dispersamos estos días, pero aquí tenemos noticias para compartir con todos quienes “viajan con nosotros”. Como muchos saben este momento estamos en Sardegna-Italia. Aquí pasamos Navidad y la noche de Año Nuevo (El Capodanno como se dice en italiano) y nos instalamos por unos días en la hermosa ciudad de Alghero. Estos días han sido de mucha reflexión e indecisión acerca de nuestro futuro, “Para dónde vamos, qué hacemos?”

Imagen: Mapa de Europa indicando la ciudad de Alghero, Sardegna, Itália


Teníamos dos dudas…

1: “Si era mejor volver a la Argentina/Brasil” o “si podríamos viajar por Europa y tal vez algún día a Asia”

Para José poder entrar a Europa necesitaba tener un billete de avión de regreso con fecha límite de 90 días desde la entrada al continente. En general es lo que está permitido en para una estancia turística en un país.

En Europa hay un acuerdo de libre circulación entre muchos países (no todos) y el área de todos esos países se denomina “Schengen”. Para los extranjeros permite sólo 90 días entre todos estos países. Esos 90 días se acaban el 27/01, fecha de nuestro vuelo de regreso. Si decidimos no volver perdemos nuestro vuelo de regreso y en algún momento tendremos que comprar otro, que no son nada económicos.

Imagen: Disfrutando de una playa en la ciudad de Portoscuso, Sardegna, Italia - Enero de 2016

Disfrutando de una playa en la ciudad de Portoscuso, Sardegna, Italia – Enero de 2016


Pensamos en no perder nuestro vuelo y volver a establecernos de una forma más definitiva en América del Sur, pero luego dijimos: “Todavía somos jóvenes” y “Si no es ahora, tal vez nunca.” Es decir: que tenemos en el futuro la idea de vivir en un gran granja, cultivar frutas, hortalizas y criar animales y todo, pero si empezamos a hacer esto, Con quién dejariamos las gallinas después si pensamos en volver a hacer un gran viaje? Lo que hemos aprendido en Alemania en granjas colaborativas o Crowd Farming es sensacional, pero sabemos que se necesita la presencia física.

La última alternativa era ir al país europeo más cercano que no está dentro del espacio Schengen. Había varias opciones: Montenegro, Croacia, Serbia, Bosnia, Albania, Macedonia, Bulgaria y finalmente elegimos a Rumania. ¿El motivo? Simple: Salir de la Isla de Sardegna por barco y luego abandonar el Espacio Schengen por tren/bus era una misión difícil y costosa que deberíamos enfrentar.

En vez de eso, por casualidad encontramos un vuelo de la aerolínea Low Cost Wizz Air que tiene vuelos desde el Aeropuerto de Alghero (a 15 km de aquí) una vez a la semana hacia Rumania. Imposible conseguir algo mejor por 40 euros cada uno con equipaje incluido.

2: “Si era apropiado seguir viajando con la bicicleta o no”

La decisión de abandonar o no la bicicleta no fue fácil, haría que por un tiempo tendríamos que abandonar nuestro cicloviaje. Después de mucho pensar, decidimos venderlas o dejarlas aquí en la isla y continuar sin las bicicletas. Hemos decidido en base a los siguientes pros y contras:

PROS DE LA BICICLETA:
  • Con la bicicleta se ahorra un montón de dinero en el transporte, porque no sólo la usamos durante el viaje entre las ciudades, sino también dentro de las ciudades, donde el transporte urbano suele ser muy caro. No podemos olvidar el caso de Amsterdam por ejemplo, donde la tarifa del bus urbano sale 3,5 euros O_o
  • La bicicleta nos da una flexibilidad que es muy difícil de lograr en un transporte convencional: entrar en caminos desconocidos indicados por la población local, por ejemplo, esto nos ha pasado durante todo el viaje: hemos sido capaces de ir en estos lugares únicos gracias a la bicicleta.
  • Es el medio de movilidad más sostenible que existe. Es muy impactante ver cuántas toneladas de CO2 hemos emitidos por cada uno de nosotros al venir a Europa en avión. Así es, según Iberia hemos tirado 1500 kg de CO2 en la atmósfera por cada uno O_o
Imagen: Nuestras bicicletas durante la bajada de los Apeninos en Italia - Diciembre de 2016

Nuestras bicicletas durante la bajada de los Apeninos en Italia – Diciembre de 2016

 

CONTRAS DE LA BICICLETA:
  • El Friooooo … estamos en invierno en Europa! En el este de Rumania, muy cerca de donde vamos acaba de pasar una tormenta de nieve que dejó al país paralizado durante varias horas. Pensamos, “No vamos a utilizar la bicicleta, menos en estos momentos”.
  • La dificultad de acarrear la bicicleta. La idea original de dejar la isla en barco y luego tomar el tren hasta la frontera de Italia y de este modo llegar pronto a Croacia (que no es un país del área Schengen), fue pensada debido a que tanto el barco como el tren permiten llevar bicicletas. Sin embargo, en autobús y en avión la historia es otra. Prometemos más publicaciones sobre este tema que interesa a muchas personas.
  • Renunciar a la comunidad Warmshowers. Para aquellos que no están familiarizados, es una plataforma donde la gente (por lo general ciclistas) dan alojamiento solidario a cicloviajeiros. No sólo es la cuestión de “alojamiento gratuito”, sino también que a través de esta plataforma hemos conocido gente muy interesante en todos los países en los que hemos pasado. Veremos todavía cómo continuar participando.
  • Por último, la bicicleta debe permanecer en un lugar seguro. Cuando buscamos un lugar para dormir, siempre es necesario encontrar “lugar para la bicicleta” y no todas las veces resulta fácil. En Milán nos echaron de un hotel por llegar en bicicleta y casi nos echaron de un segundo si no pagabamos 10 euros (que fueron requeridos por el propietario del hostal después de haber pagado la habitación y guardar las bicicletas) O_o

Estuvimos hablando mucho sobre esto y decidimos vender las bicis. Cuando las  compramos ya eran usadas y cuentan con más de 10.000 km de ruta con nosotros. Además necesitando un nuevo mantenimiento, por lo tanto, decidimos venderlas en el mercado local con ayuda de nuestros parientes que viven aquí.

Ahora bien, qué haremos en Rumania?

Bien, todo el tiempo que viajamos en bicicleta fue prácticamente imposible tomarnos un tiempo para escribir y mejorar nuestro sitio. Tenemos muchas cosas para contar, muchas fotos para compartir y clasificar, o sea muchas cosas por hacer. Además estamos estudiando programación en internet, compramos cursos que vamos continuar haciendo sobre creación de sitios, aplicacion, HTML5 y CS6.Imagen: Mapa de Europa indicando a Rumania

Hemos pensado una dinámica diferente para los meses que vienen basada en trabajo voluntario a cambio de comida y alojamiento. Así es, existen sitios donde podemos contactar albergues, hostels o granjas para recibir alojamiento y comida a cambio de un trabajo voluntario diario. Se llama Workaway y hay una otra plataforma parecida un poco más nueva llamada Worldpackers. Esperamos tener suerte con esto! 😀

E claro, nos dedicaremos a conocer Rumania, que fue una grande sorpresa de este viaje, nunca antes habíamos pensado en ir allí!

Muchas gracias a todos los que nos han acompañado hasta ahora, somos muy agradecidos por haber tenido todo el apoyo de cada uno de ustedes y de haber conocido personas tan interesantes a lo largo del viaje.

Bandera de Rumania con mensaje para los lectores

image sources

  • Pedalamundos en Rumania: admin